México ¿Reduciendo la brecha de género?

La llegada de 184 diputadas y 43 senadoras al Congreso de la Unión fue celebrada como el triunfo de la igualdad de género en México, sin embargo la desigualdad entre hombres y mujeres abarca más allá que la participación política.

Un ejemplo claro de lo atrasado que está México en la reducción de esta desigualdad es el Global Gender Gap del Foro Económico Mundial, donde México se encuentra en el lugar 84 de 135 países evaluados, con una reducción de la brecha de género de 67%. A nivel región Latinoamérica, México ocupa el lugar número 20 de 26, lo que significa que la mayoría de los países latinoamericanos como Nicaragua, Brasil y Costa Rica están más avanzados en equidad de género que nuestro país.mujerestrabajando2

Existe una correlación significativa entre la reducción de la brecha de género y la competitividad de los países. Esto puede entenderse pues el desarrollo de talentos, se ha convertido en el pilar de la competitividad económica de los países, por lo que un país en donde sólo los hombres pueden acceder a oportunidades, desperdicia la mitad del talento que puede producir.

Entre las brechas que mide este índice destaca la participación de la fuerza laboral, en México sólo trabaja 46% de las mujeres, mientras los hace el 84% de los hombres. Dentro de esta fuerza laboral, de los trabajadores profesionistas o técnicos, por cada 10 hombres trabajan 7 mujeres, mientras que en los puestos  directivos, empresarios y de gobierno sólo hay 4 mujeres por cada 10 hombres. En México las mujeres sólo reciben el 58% del salario que gana un hombre por hacer el mismo trabajo.

Estas cifras se pueden ver reflejadas en la dominancia masculina en el ámbito político y empresarial. Por ejemplo sólo 38 mujeres aparecen en  la lista de los 300 líderes más influyentes, que cada año publica la revista “Líderes Mexicanos”. De los 35 mexicanos que aparecen en la lista de la revista FORBES, sólo 5 son mujeres. México está desaprovechando la mitad de su talento empresarial por no avanzar en la igualdad económica y laboral entre hombres y mujeres.

En el ámbito de la educación, según la ANUIES por de cada 100 hombres que ingresan a la Universidad sólo ingresan 46 mujeres. Esta desigualdad se ve reflejada en una nueva realidad, los NINIS, este sector tiene origen en la desigualdad de género. De los 6.7 millones de ninis que existen según la OCDE, 75% son mujeres, es decir 5.9 millones.

Más allá de las implicaciones sociales y económicas, es necesario avanzar en el reconocimiento de la igualdad y el valor de la mujer en el desarrollo del país para cambiar los paradigmas y establecer reglas que incentiven la equidad de género.

Debemos procurar políticas que reduzcan estas desigualdades, que igualen las oportunidades de crecimiento, educación, salud y desarrollo para todas las mujeres de México. Debemos de estudiar y conocer cuál es la desigualdad que más afecta a cada estado, para trabajar y generar programas que reduzcan con aceleración la brecha de género.

Las mujeres no demandan trato especial, exigen políticas de igualdad y focalizadas en sus necesidades, debemos detonar su participación en la educación superior, en el empleo y en los puestos directivos y de gobierno. Un país donde no existen desigualdades de género es más productivo, más desarrollo y más competitivo como actor global.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s