#ColumnaInvitada: ¿Otro partido político?

Los partidos de novedad, ajenos a la Trifuerza política que suele determinar las decisiones públicas en México, han sistemáticamente ofrecido frescura vacua; nuevos rostros, nuevos colores, cuasinuevo discurso y, lo mejor, nuevas y mejores intenciones: “la concertación nacional”; “regeneración nacional”; “por un sueño mexicano”. Promesas tan numerosas y tan sosas que, a fuerza de repetición, se han vuelto fino objeto de burla por parte del grueso de la población.

Una sencilla inducción basada en tamaña muestra de nuevos esfuerzos grilleros (incluyendo a movimientos sociales) lleva, obligadamente, a la desesperanza política. El peligro de esta inducción es que puede derivar en generalizaciones totalitarias y, por tanto, falaces. Surgen de esta forma voces que, arraigados en cómodas posiciones de pseudocrítica exigen a la ciudadanía entender que …No necesitamos de las maniobras de los improvisados sino el pulso firme de la experiencia. El verdadero sacrificio político no se encuentra en abrazar una idea a cualquier precio, sino en dejarla ir, de cualquier forma.

Más allá de los tintes autoritarios que tan gracioso desliz posee, lo destacable de esta pseudocrítica es la plena ingenuidad arropada en pieles de hartazgo. Lo que yace en el fondo es el ya famosísimo y muy recurrido más vale malo por conocido que bueno por conocer. Y eso, como todos los refranes, es cierto algunas veces. ¡Otras no! Y conformarla en principio inamovible del posicionamiento político deriva en estancamientos discursivos.

Entonces ¿por qué otro partido político? ¿Cómo evitar un nuevo capítulo en la catástrofe de ciudadanos socialmente conscientes pero políticamente confundidos: [que] piensan que bastan miles de firmas para convertirse en expresión política, y representar?

Hasta hoy, todos los nuevos partidos se han enfocado en propuestas que son ideológicas únicamente. Con ello han pretendido llamar la atención de los adherentes dogmáticos de estas ideas, y con ellos conformar una nueva opción que sí los represente. Los relativamente pocos individuos que han respondido a estos llamados se enfrentan, muchos de ellos ya con registro en mano, con que no tenían ninguna garantía del comportamiento del nuevo cuerpo político más allá del “compromiso” de sus nuevos adherentes. Sus “ganas” de cambiar a México; tan buenos ellos. En cuanto esas ganas se diluyen a golpe de dinero público caído del cielo y de ejercicio irresponsable de poder (no en un sentido moral, sino de auténtica ausencia de accountability), los muy puros se van frustrados, mientras que los no tan puros se transforman y se consumen en el otrora criticado sistema. ¿Qué hacer?

La base de una oferta política distinta yace no en uno, sino en dos pilares: el primero, sin duda, son las ideas sistematizadas que el cuerpo política hace suyas; pero el otro, históricamente olvidado por los oferentes tradicionales de política pública, es el mecanismo que garantice 1) una acción tendente continua y contundentemente hacia los principios y objetivos delineados por el cuerpo político; y 2) la gestión del error de manera abierta y eficiente, que devenga en una mejora constante del propio mecanismo. Es decir: ¡Se requiere procedimiento! Es necesario que se ofrezcan lineamientos y demás herramientas lo suficientemente claras, abiertas, eficientes y estructuradas que permitan que los principios y objetivos se vuelvan realidad, ¡y que cuando ello no suceda, haya una dura rendición de cuentas!

 Eso es lo que no ofrecen los partidos tradicionales ni casi ninguna de las nuevas organizaciones que pretenden ser partidos políticos. Casi, pues ahí está el Wikipartido de México.

logowikipartido

 El sistema, por supuesto, no se cierra en el mero procedimiento. Un sistema con mecanismos de creación, discusión, decisión y evaluación institucional negligente abiertos es un sistema vulnerable a extremos ideológicos aterradores. Para ello, el segundo pilar, que en el caso del Wikipartido es el respeto a los Derechos Humanos.

 ¿Que no hay ideología? Baste la enunciación de nuestros principios básicos para tirar por tierra toda crítica infantil:

  1. Derechos Humanos. El wiki se entiende como defensor de los Derechos Humanos. Éste es el límite sustantivo del procedimiento wiki. Contamos ya con un equipo de personas interesadas en este tema que trabajan en la aplicación de este principio. ¡Únete!
  2. Democracia real. Todo menos los principios básicos (aquí enumerados) se votan.
  3. Apertura total: Cualquiera puede ingresar al Wikipartido y salir del mismo en el momento que quiera. Todas las afiliaciones son transparentes, y no hay derechos de antigüedad.
  4. Construcción Colectiva: El wiki pretende ser una plataforma que permita a los ciudadanos pasar de un esquema de mero consumo de política pública o uno de oferta. ¡Que la ciudadanía construya! Para ello se utilizan plataformas tecnológicas que hacen eficiente y eficaz los procesos políticos; desde el debate y la deliberación, hasta las propuestas y las votaciones.
  5. Asignación del dinero público por votación. La mayor parte del dinero público que no deba ser destinado por ley a la administración del partido se concursará a proyectos académicos y de la sociedad civil que estén enfocados en el desarrollo de política pública y reducción de la brecha digital. Por el solo hecho de votar por el Wiki, el dinero público se pone a trabajar en algo más que fiestas y demás parafernalias partidistas.

 Que no le digan, que no le cuenten. El wiki es más que un nuevo partido más. Y espero que NO me crea; revíselo usted mismo, ¡y participe! www.wikipartido.mx

Finalmente, hago un llamado a los opinólogos. Quién sabe; en un descuido este tipo de información nos permite transitar como sociedad de la pseudocrítica y de la cobarde retórica abstencionista, a la franca y constructiva colisión de ideas.

Por Mercurio Cadena

@Hache_g

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s