Columna Invitada: Alianzas ¿Para qué?

Alianzas: ¿Para qué?

 columna invitada alianzas para qué 11022013, invernaideas, políticas públicas, pan prd

¿Cuál debería ser el objetivo de un Partido Político? ¿Es una herramienta para la búsqueda organizada del poder o es más bien un organismo de depuración de liderazgos y creación de políticas públicas? En ese sentido; ¿Debería ser la prioridad de la oposición ganar elecciones o convertirse en un polo ideológico claro? Las anteriores son preguntas que deberían plantearse los Institutos Políticos nacionales en el momento de plantearse sus estrategias electorales en los próximos comicios locales durante este 2013.

El PRI ha regresado por la puerta grande a la presidencia de la república, tiene grandes bancadas tanto en el Senado como en el Congreso de la Unión y la gran mayoría de las gubernaturas que componen la Federación.  El PRD sufrió una fuerte escisión con la salida de López Obrador y la tentativa de constitución de Morena como partido político. Mientras que el PAN, además de una caída al tercer lugar de las preferencias electorales, sufrió el abandono multitudinario de la mayor parte de su militancia, figuras de la talla del ex presidente Vicente Fox no refrendaron la misma.

En medio de esas preguntas y este escenario PAN y PRD afrontarán en alianza elecciones locales en 14 estados, incluyendo la elección  de  gobernador en Baja California. En algunos estados como Veracruz ya se aprobó y anunció la coalición total PAN-PRD en un intento por hacer contención a la maquinaria electoral  del PRI, mientras que en los otros 13 están en negociaciones para hacer lo mismo; una candidatura a gobernador común en Baja California suena cada vez más fuerte, sólo en Tamaulipas la posibilidad de cualquier alianza ha sido descartada.

Es cuestión de preguntarnos qué ganan los partidos de oposición con éstas alianzas, ¿Son sólo alianzas coyunturales? ¿Cómo afectan en el largo plazo a su identificación partidista? Para responder no queda más que remitirnos a la evidencia de ejercicios similares anteriores. Las Alianzas PAN-PRD han ganado elecciones en Sinaloa, Puebla y Oaxaca; en los tres casos los gobiernos devenidos de la coalición terminan siendo en la práctica gobierno de uno sólo de los dos partidos, no existe una plataforma común de gobierno.

En términos prácticos los gobiernos resultantes de las victorias de la alianza no han ofrecido nada nuevo o diferente en términos de política pública y en ellos ha existido un esquivo comportamiento en los temas que enfrentan a ambos partidos políticos por ejemplo  la legislación en materia de aborto, matrimonio igualitario, políticas de movilidad; además de abonar a la idea de que tanto la izquierda como la derecha democráticas fácilmente pueden abandonar sus principios ideológicos con el fin de ganar un espacio por la vía electoral.

Es decir, ¿Cómo pretenden en el largo plazo plantearse como opciones distintas de gobierno tanto PAN y PRD, si en la práctica no representan o practican políticas y prácticas de gobierno diferentes a las del PRI? Tanto PAN como PRD ya se han aliado con partidos rémora como el Verde en intentos por conseguir votos, es decir ¿Qué hace diferente votar por una alianza PAN-PRD a lo que sería votar por Concertación Mexicana (la propuesta de Manuel Espino por un partido sin ideología)? Las alianzas terminan traduciéndose en nulos beneficios para el elector y un desprestigio grande de la legitimidad social de los partidos que pasan a ser vistos como simples herramientas por la búsqueda del poder que son capaces de cualquier estrategia con tal de capturar las estructuras de gobierno.

Si Acción Nacional y el Partido de la Revolución Democrática pretenden evidenciar las prácticas corruptas y los errores en el  análisis de políticas públicas en las propuestas del PRI, deberían empezar por empujar antes propuestas  mejor trabajadas tanto en el Senado de la República como en el Cámara de Diputados, si van a perseguir cargos de elección popular en conjunto, deben de mostrar cuales son sus coincidencias y trabajarlas en alianza legislativa tanto en el orden federal como en el local. Es decir construir una plataforma que haga visible el por qué y para qué constituyen sus alianzas; de otra manera éstas  sólo terminan por contribuir al desprestigio de la praxis política nacional.

 

Saul Vázquez Torres

@SawieV

Anuncios

2 pensamientos en “Columna Invitada: Alianzas ¿Para qué?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s