Un economista en navidad.

Yo también tendré un intercambio navideño de regalos. Aunque para muchas personas podría ser una decisión muy simple, yo –muy malito de mi economista interior– tuve que pensar y repensar qué comprar, sobre todo porque mi primer intento por cumplir mi tarea fue un rotundo fracaso: un centro comercial lleno de ofertas, vendedores con preguntas que no podía responder y una voz en mi interior que me decía que estaba siendo presa del peor consumismo para siempre.

Revisé artículos sobre la navidad: no pocos economistas han descrito estas fechas como un paraíso de la irracionalidad. En un estudio1 de 2006, se estimó que aproximadamente el 10% del monto otorgado en tarjetas de regalo, jamás es canjeado en las tiendas; el 19% de las personas que – según una encuesta entre consumidores de centros comerciales– reciben estas tarjetas, nunca las usan. Peor aún, otro estudio2 concluye que dar regalos en navidad –al pagar sobreprecios por la época y por la probabilidad de fallar en los gustos de la otra persona– erosiona entre el 10% y el 30% del valor de los regalos.

Estos textos me demostraron que hay gente que sufre más que yo de su economista interno. Las transacciones navideñas no tienen como objetivo último la eficiencia o la maximización de utilidad. Coincido con Dan Ariely3 quien dice que los regalos navideños menos emocionantes son aquellos que sólo reflejan transacciones económicas (como comprar calcetines a tu sobrina porque su mamá lo recomienda).

De hecho, hay veces que entre más ineficiente es un regalo, más valioso resulta: alce la mano quien, por los influjos del amor, no ha entregado o recibido un regalo hecho a mano (cuando comprarlo hubiera sido mucho más sencillo). Entonces, ¿se deben buscar regalos hechos a mano?

Ariely propone una tipología de los regalos más amplia: regalos que buscan fortalecer una conexión social (como llevar el postre a la cena a la que te han invitado); regalos paternalistas que ignoran las preferencias de a quien le regalas (como regalar un libro que, cuando lo leías, te convencías de que alguien más lo debería leer); regalos “gustos culpables” que sería algo que no compraría usualmente alguien, a pesar de que le gustaría tenerlo (como encendedores caros, relojes de colección, plumas fuente).

Es cierto: los mejores regalos que he recibido, no son particularmente caros, ni elaborados; en cambio, sí son personalizados, originales y únicos. Los mejores regalos que he recibido lo son, porque eran para mí. El valor de los regalos navideños no parece determinado por su costo, ni por su tiempo de elaboración, sino por la empatía con la que son comprados.

En conclusión, el ejercicio a realizar para comprar un buen regalo –de ahí la frustración para mi economista interior– no implica cálculos, ecuaciones, ni derivadas, sino algo mucho más escaso en estos días: ponerse en el lugar del otro.

(¿Qué habrá sido primero?: la mercadotecnia y el consumismo, o el egoísmo y la falta de empatía)

Estimad@ amig@ del intercambio navideño: espero que este texto sea un testimonio fiel de que he pensado mucho en tu regalo y que, aunque no conozco completamente tu curva de utilidad, la intentaré maximizar dadas las restricciones presupuestales y de lo que has puesto en la lista de regalos de la oficina; haré mi mejor esfuerzo por ser empático.

Un economista en navidad 18122012, invernaideas, inverna ideas, wordpress, twitter, intercambio navideño, ariely, consumismo

http://www.nytimes.com/2007/01/07/magazine/07wwln_freak.t.html?_r=0

https://www.amherst.edu/media/view/104699/original/christmas.pdf

http://danariely.com/2011/12/17/is-it-irrational-to-give-gifts/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s