Francia, esta “Patria de los Derechos Humanos”

Internacionalmente, Francia es considerado un país vanguardista en la conquista de los derechos. Así, nos recuerda la Declaración de los Derechos Humanos y del Ciudadano firmada en 1789, a principios de la Revolución Francesa. Entonces, ¿por qué tanta polémica en el debate en torno a la boda « para todos» en Francia ? ¿Por qué estas miles de personas – más de 100 mil- desfilando en la calle con pancartas con consignas como « No a la destrucción de los valores», « Una verdadera mamá, un verdadero papá, una verdadera boda» o mejor aún, « No a una sociedad decadente»? Me gustaría pensar que se trata de fuertes palabras que nacen como reacción a fuertes reformas…Por cierto, el derecho de votar de la mujer fue, en su tiempo, bastante criticado también.

Un antropológo francés, Maurice Godelier, afirmó hace unos días que «La Humanidad inventó permanentemente nuevas formas de unión y de descendencia ».[1] Sin embargo, con este movimiento social, parece que una buena parte de la población francesa no comparte dicha opinión.

Como espectadora de este triste descontento, varias preguntas me vienen a la mente: ¿Cuáles son estos “valores” tan defendidos para oponerse a la boda y a la adopción por parejas homosexuales?   ¿Qué es “una verdadera mamá”, “un verdadero papá” y una “verdadera boda”? ¿Cuándo “una sociedad es decadente”?

Sin duda, nuestras sociedades están viviendo una época de grandes cambios económicos, políticos, medio-ambientales y sociales. Las transformaciones sociales son las que más impactan al ciudadano, porque son cambios tangibles, que modifican los valores con los que una persona creció y que, posteriormente, servirán para educar a sus propios hijos. Es decir, los valores sociales constituyen una base a nuestro crecimiento y desarrollo personal. En esta ola de cambios permanentes que perturban cada uno de nuestros puntos de referencia, el Humano necesita pilares estables y fijos.

La propuesta de ley que permite a dos personas del mismo sexo casarse, ya promulgada en varios países europeos, como Holanda (desde 2001), Bélgica (2003), España (2005), Noruega (2009), Portugal (2010) así como en la Ciudad de México (2010), se cuenta dentro de estos cambios de valores que angustian a una parte de la población francesa. En un periodo de crisis global y de fuerte cuestionamiento de los valores europeos tradicionales, esta propuesta es percibida por sus detractores como una destrucción voluntaria de los valores que unen a una sociedad.

A pesar de manifestarse en contra de esta reforma, que de aprobarse sería histórica para los derechos humanos, los detractores niegan apoyar la homofobia o la discriminación. Sin embargo, me quedan serias dudas. En 2003, el Parlamento Europeo pidió a los Estados europeos « acabar con cualquier forma de discriminación, legislativa o de facto, de la cual son victimas los homosexuales, sobre todo en materia del derecho a la boda y la adopción de los niños». En 2008, la Corte Europea de Defensa de los Derechos Humanos abundó en este sentido y afirmó que « la homosexualidad no puede justificar una diferencia de trato jurídico en cuanto a la posibilidad de volverse padre».

Entonces me pregunto: ¿no es discriminación el hecho de movilizarse en contra de los derechos de los homosexuales? Al negar estos derechos,  ¿realmente se puede seguir afirmando que los homosexuales son iguales al resto de la sociedad? ¿Qué es lo que molesta realmente a estos opositores y en qué les afecta directamente esta reforma? ¿Son impulsados por el miedo de ver esta norma social tan sagrada de la boda –por cierto, muy influida por la Iglesia- distorsionada por estas personas “anormales”?

Al ver estos movimientos sociales desde mi país de expatriación, termino por convencerme que, en efecto, mi viejo país tiene algunas dificultades para reformarse.

Flora Lemoine-Gouédard.


[1] Maurice Godelier, antropológo francés, Le Monde, 20.11.2012 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s