Salvajes

Salvajes.

 

En el siglo XVIII Jacques Rousseau esbozó su teoría del contrato social a partir de la hipótesis de que el hombre es bueno por naturaleza y que es la sociedad quien lo corrompe. Basándose en el roce con comunidades americanas, Rousseau explica que al principio el hombre vivía en un estado de naturaleza en el que el amor por el prójimo, la justicia y la compasión son los valores que predominan.  El “hombre natural” viviendo aislado, carece de moral, pero parece no necesitarla debido a la bondad innata y a la igualdad absoluta en la que vive y muere.

 

Sin embargo, ¿Qué pasa cuando las terribles desigualdades que existen en la sociedad “civilizada”, los alcanzan?

 

Bueno,  entonces llega WalMart.

 

¿Y quién es ese… Wolmar?  Es un gigante. Una quimera. Un mayorista. Un hegemonista cualquiera con la fuerza suficiente para imponer su moral y valores. Capaz de elevarte al cielo material o hundirte en el infierno espiritual en una sola transacción.

 

Si Walmart te ofrece negociar, alégrate. Pero recuerda: “U can’t say no to Walmart” (John Travolta: DEA Agent, Dennis)

 

Basado en la novela homónima de Don Winslow, Oliver Stone nos presenta a Ben, Chon y Ophelia: Tres buenos salvajes sin moral, pero con mucho amor hacia cada uno y su mundo.

Empoderados de los recursos que el aislamiento del mundo real les da al haber nacido en un lugar privilegiado dentro de un país desarrollado, viven vidas utópicas fuera de todo acuerdo contractual, ocupados únicamente en disfrutar de los beneficios que les da su pequeño negocio: la producción y distribución de la mejor marihuana en el mundo.

 

Ahora, en el mundo real no todo puede ser mota y riqueza…     porque entonces la civilización te alcanza y Walmart (un “muy poderoso Cartel mexicano”) envía a su mejor RP, personificado por Demián Bichir a ofrecerte la moral y la plata.

Por supuesto, Ben y Chon se atreven a negarse a Walmart (¿¡qué clase de historia sería si vivieran felices para siempre!?). Entonces, la quimera presenta su otro perfil, Lado -Benicio del Toro-  y los buenos salvajes tendrán que aprender, a la mala, que no hay dios sin demonio.

 

Es aquí donde comienza la trama…

 

Rousseau nos recuerda que la civilización violó y asesinó la bondad del hombre natural, dejando únicamente al “salvaje”.

 

“You let people know you are weak… and sooner or later you’ll have to kill them” –Chon-

“Déjale saber a la gente que eres débil… y tarde o temprano tendrás que matarlos”

 

Nicolasito dice:

La trama incluye elementos interesantes sobre la realidad Mexicana.

Presenta a “El Azul”, el principal competidor de la lidereza  del cartel que liderea Salma Hayek.

Menciona la proximidad de elecciones federales en nuestro país y se aventura a especular sobre el efecto de su resultado en el balance de poder de los Cárteles mexicanos.

¿Qué opinan?

 

Nicolás J. Cabrera Chávez

@nicojcc


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s