El Futuro de los Derechos Humanos

Alejandro es entrevistado por CNN en Madrid. En unas horas, junto con decenas de miles, marchará por las calles para protestar por los recortes que el nuevo gobierno impone: disminuir el aguinaldo a un mes extra de pago (no dos como es actualmente), reducción en el monto de la ayuda para desempleados a partir del mes seis (y hasta el mes veinticuatro) y aumento del IVA del 18 al 21%.

Desafiante, aleja el final de la crisis del euro y aumenta la volatilidad en el mercado financiero mundial. Indignado, exige el cumplimiento irrestricto de sus derechos, sin valorar que eso le puede costar caro en el futuro. Visto desde Latinoamérica, sorprende la actitud de Alejandro.

Los españoles han estirado tanto la liga que no tarda en romperse. Dado que la austeridad es algo que –aunque recomiendan– no practican los países desarrollados, la crisis del viejo mundo ha evidenciado un problema más grave: la voluntad y el deseo colectivo por un mundo mejor no son suficientes para lograrlo. La democracia no basta. ¿Cómo garantizar los derechos sociales, cuando hay condiciones legítimas que los impiden?

En México sabemos lo implacable que son los mercados financieros cuando ignoramos las restricciones a nuestras demandas. Sabemos que, aún escritos en la ley, los derechos sociales no pueden estar garantizados totalmente. Estamos acostumbrados a vivir en una realidad en la que queremos más de lo que podemos, y buscamos medios –más allá de exigir al gobierno– para que esa brecha disminuya.

Una alternativa común, como afirma Alejandro en su entrevista, es irse. Lo diferente esta vez, es que quien planea mudar su residencia, quien terminó sus estudios universitarios hace dos años y no encuentra empleo, es un ciudadano español-norteamericano. La clave en esta historia, es que gracias a un capricho tan absurdo como su lugar de nacimiento, él tiene el derecho a hacerlo.

En el otro lado de la moneda, a pesar de su ilegalidad, durante la década pasada, los nuevos inmigrantes proporcionaron el 70% del aumento de la fuerza laboral en Europa y el 47% en Estados Unidos. Los mexicanos en Estados Unidos producen alrededor de 4% del PIB de aquel país; si incluimos a los hijos de inmigrantes y a sus nietos, la cifra aumenta al 8%… ¡más que todos los mexicanos en México!

Si entendemos como derecho humano a aquellas libertades, instituciones  o reivindicaciones relativas a bienes primarios o básicos que incluyen a toda persona por el simple hecho de su condición humana, me cuesta pensar en una violación mayor que lo que ocurre con los migrantes. Los mexicanos en EUA, pagan el doble de impuestos de lo que envían como remesas y, sin embargo, no hacen uso de la seguridad social.

No entiendo como en medio de la crisis actual, se dan el lujo de tener barreras migratorias. Todos tenemos el derecho de invertir nuestro dinero en el país que nos plazca, pero ni pensar en que escoger el lugar donde trabajamos sea también un derecho. Lo que este absurdo cuesta a la economía se mide en trillones de dólares: una tasa neta de emigración de 10% aumentaría el PIB mundial en 22%; si se eliminan todas las barreras a la movilidad de los trabajadores, el PIB mundial aumentaría entre 50% y 150%.

Aunque no es claro hacia donde se encaminarán los gobiernos en los siguientes años, lo que es innegable es que el paradigma de los derechos humanos está obsoleto. El futuro será diferente. Los nuevos conceptos y definiciones, deben ser efectivamente universales pero también más eficientes. Aumentar la libre migración no es la panacea, pero sí una alternativa (hay que evitar que los flujos migratorios aumenten la desigualdad entre países).

Mientras tanto, podemos aprovechar la situación actual para demostrar que la nacionalidad como criterio para entrar y salir de un país, es un desatino. Si Alejandro es inteligente, descubrirá que una de sus mejores opciones es irse a Latinoamérica. Hay que darle la bienvenida, decirle –como propone Calle 13: aquí se comparte, lo mío es tuyo.

Migración libre

Migración: una solución, no un problema.

Humberto Fuentes

@el_mas_aca

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s