La invención de la mentira

Díganos, CANDIDATO 1, ¿rebasó el tope de gastos campaña?

-Por supuesto, ¿sabe lo que se requiere para llevar a cabo una campaña presidencial? Estoy seguro que no soy el único de los candidatos que rebasó límites de campaña… posiblemente el que más, pero definitivamente no el único-


CANDIDATO 2, ¿Considera que hubo inequidad en Medios Electrónicos?-

-Sí, a mi favor. Tal vez no realizamos una campaña tan estructurada como “aquel”, pero siempre tuvimos el apoyo de pueblo con acceso a medios electrónicos, que nos apoyó difundiendo el proyecto.

 

– CANDIDATO 1, ¿Pagó para la modificación de resultados en las encuestas?

-Contratamos empresas encuestadoras para que nos comunicaran las preferencias de los electores. Si tiene duda sobre la metodología, puede hablar con ellas. En todas las campañas se hace eso.-

 

-¿Compró y coaccionó el voto?

-Me permito recordarle que cada voto comprado es también un voto vendido. El día que no haya electores dispuestos a hacerlo, no habrá un mercado de compra y venta de votos.

No olvidemos que una elección se gana con votos. El apoyo que puedas tener de distintos sectores de la población o agrupaciones, sólo es real si se traduce en una cruz sobre tu nombre el día de las elecciones.-

 

– CANDIDATO 2, ¿Hubo en su campaña estructuras paralelas de financiamiento?-

-Yo nunca pedí dinero.-

 

-¿Su equipo pidió financiamiento privado?-

-Sí, lo hizo. Por supuesto no en la misma magnitud que el otro candidato. También es muy importante recalcar el tipo de gente a la que se le pidió apoyo en este caso. La mayoría es gente preocupada por el futuro del país y comprometida con un nuevo proyecto de nación.-

 

-¿La mayoría está comprometida? ¿y el resto?-

-El resto tiene compromisos y proyectos que podrían llegar a mejorar la nación…

 

– CANDIDATO 1, ¿Gobernadores de su partido intervinieron en la elección?-

¿Qué gobernador de cualquier partido no lo hizo? Le recuerdo que una elección requiere recursos y el gobierno estatal, apoyo del federal. No nos demos golpes de pecho…-

 

-CANDIDATO 2, ¿Qué tiene que decir al respecto?-

-Hay mucha gente comprometida con el proyecto. Por supuesto desde el gobierno nos apoyaron con dinero público. En este caso, es dinero de los impuestos de gente que nos eligió por mayoría y que por este medio apoyan al proyecto.-

 

Muchas gracias a ambos…

 

 —

¿Cómo sería el  mundo si no pudiésemos mentir?

¿Cómo sería un conflicto poselectoral si no supiésemos decir mentiras?

 

Seguramente en aquel mundo la palabra de un ex candidato (o de cualquiera de ellos) podría valer más en términos prácticos que cualquier comprobante de gastos de campaña o de supuestos desvíos de recursos en el nuestro.

 “The Invention Lying” (Warner Bros. 2009)  nos muestra un mundo que a inicios del siglo XXI parece ser casi exactamente igual al nuestro, aunque que tiene una muy ligera pero muy significativa diferencia: nunca desarrollamos la capacidad de mentir.

Y si somos seres contextuales incapaces de imaginar más allá de las posibilidades científicas y de no decir otra cosa que lo que pasa por nuestra mente, ¿qué tan diferente podría ser el mundo? ¿Cómo se llevarían a cabo las relaciones humanas y particularmente las relaciones amorosas? ¿Cómo serían la literatura, el cine y nuestras perspectivas de la muerte?

Esta y otras preguntas se responden en esta divertida comedia que muestra tanto la crudeza, como la ingenuidad de toda la verdad y nada más que la verdad en la vida diaria.

Nicolás J. Cabrera Chávez

@nicojcc

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s